Ir al contenido principal

De super villanos y super héroes.





Satao con vida 

Recuerdo cuando la serie Héroes acabó con todos las ratings televisivos. Todo el mundo hablaba de la serie y de lo entretenida, maravillosa y cuantos epítetos vienieran al caso.  A mi nunca me llamó mucho la atención, salvo el chico de los ojos rasgados me gustaba por lo tierno que lucía.  Fuera de ahí nunca me enganché con ella. Y me dediqué a verla en algunas ocasiones para por lo menos saber las razones de mi apatía hacia ella.  Hoy tenemos Marvel Agents of Shield y me ocurre lo mismo.  No me engancho. Me pasa igual con todos los personajes de Marvel.  En fin que pienso que tengo un tema con los héroes y los villanos siempre que estos posean super poderes.

Pero, por qué les hablo de esto?  Es que me puse a pensar.  El mundo no necesita villanos con super poderes que le den trabajo a otros superpoderosos buenos.  Ya tenemos nuestros propios ejemplares humanos que sin tener un solo super poder estan causando muchísimo daño a la tierra y a la humanidad. Qué puedo decir de los sectores financieros "ocultos" que cada cierto tiempo "diseñan" golpes maestros que tumban bolsas y sistemas económicos enteros.  Estos están formados por personas como tú y como yo, que van al baño, comen y duermen, no tienen super poderes, pero sus mezquinas decisiones definen el curso de la economía de muchos países.  Sus decisiones alteran por años la vida de millones de personas, y todo por sus propios intereses.  Me basta recordar como aún estamos pagando por la gran crisis hipotecaria del 2008 en USA y como el mundo completo sigue arrastrando graves secuelas por causa de ello. No me tengo que ir a la Gran Depresión del 29 y lo que significó para el pueblo norteamericano.  

El tráfico ilegal en Sierra Leona, Africa Occidental, sirve para
el patricinio de grupos paramilitares que promueven la formación
de niños-soldados.
O mejor aún, me vienen a la mente los que tienen comunidades enteras prácticamente sitiadas para poder operar con éxito el tráfico ilegal de diamantes en Africa. Ninguna mujer que tenga un diamante en su mano se imagina la historia que hay detrás de muchos de ellos.  En una ocasión me puse a pensar que no hay cosa más inútil que un diamante. Solo sirve para decorar un dedo, un cuello y dos orejas...ahh! y para romprer las medias panties de nylon o Lycra que lleve puesta la dama en cuestión.  En ciencia se usa en algunos dispositivos donde una lámina de material altamente resistente sea requerida, y en cuyo caso no se pueda utilizar más que diamante. Aparte de eso, solo sirve para enriquecer a los sectores envueltos y para llevar luto y muerte.  Son muchos los villanos sin super poderes que están acabando con inocentes. Muchos que participan de la compra y venta de bebés, otros se lucran con la prostitución infantíl, la trata de blancas, tráfico de marfil.  Como pasó este mes de junio, que unos despiadados cazadores acabaron con la vida de Satao, un bellízimo elefante del Africa Salvaje que contaba con 45 años de vida y que ya antes había logrado sobrevivir a ataques de cazadores para quitarles sus hermosos colmillos.  Y para qué? para hacer obras de artes que alguien comprará en China? -uno de los paises que más vende estas pendejadas-, para hacer bolas de billar o figuritas a escala? .........(!!!!!)

Este escrito podría ser larguísimo.  La misma semana que la gente estaba loca por la inauguración del mundial, ahorcaron dos chicas en la india porque fueron violadas y ya estaban "deshonradas".  Y un lider oficial de dicho pais manifestó publicamente que "hay violaciones que son malas, pero que hay otras que son justificadas....."  Yo queria morir cuando leí semejante declaración.   Pienso en el estatus quo americano que diseña razones para financiar sus guerras "llevando las mieles de la democracia" a esas regiones que no la conocen.  Mejor lo dejo de este tamaño, que ya me estoy acordando del S-11. En todo esto se encuentran mujeres y hombres.  No son marcianos ni nada que venga de Neptuno.  Son personas, con hijos, mujeres, nietos y amantes.

Yo mejor me quedo con Mi Villano Favorito, Julien y los Pinguinos de Madagascar y Shrek (todos los números).  Esos me hacen reir.  Los otros héroes y supervillanos me hacen pensar en una agenda de esas que diseñan para que la gente solo se entretenga y se olvide de los verdaderos villanos.


Entradas más populares de este blog

Escribir

Quienes escribimos tenemos el alma hecha de papel, letras, tinta, lápices; todo ello mezclado con sangre, dolor, alegría, sentimiento, recuerdos, sueños, ilusiones... Perfectamente unido en una alquimia sin defecto. A veces quieta y en orden. Otras, produciendo espantosos sismos de angustia y reclamo. El lector no siempre imagina el rastro de gotas que evidencia tal temblor del alma. Ese temblor que supura sal y azúcar. Quizá ni sospecha qué hay tras cada letra, en las esquinas de un párrafo y la muerte que supone el punto y final de un poema.
Cada texto es un nacer y un morir. Un sobrevivir constante en este ensayo de existencia. Una apuesta a permanecer en la necedad de lo posible. Eso es escribir.... Y perdonen la soberbia de siquiera pensar de qué están hechas vuestras almas, estimados amigos de las letras. Puede ser mi soledad la que me hace dar por cierto tal suerte de cosas. La culpa no es mía, pues, sino de ella. Mi amiga, la soledad. Cariños, Gnosis

Tres años Volando al ras...

Hace tres años empecé a acariciar la idea de publicar mis escritos. Propósito algo soberbio si lo veo desde la creencia de que alguien quiere leer lo que pienso. Sin embargo, me hallaba en un momento muy particular de mi vida, y una vez que empecé a escribir sencillamente no pude parar.
Son muchos los que me acompañaron en ese tiempo, que hoy no están. La mujer que yo era hace tres años hoy es muy distinta. Me empeciné en este propósito, muté, me aislé cuando fue necesario, cuando no podía hacer otra cosa. Me hice acompañar cuando el tiempo así lo demandó. He vivido humillación, rechazo, pleitesía, una suerte de adoración por demás inmerecida. También he sentido respeto, admiración y aplauso. 
Son tres años de no creerme muchas cosas. Tres años de escribir con lo que he tenido. Unas veces mucho, otras veces absolutamente nada. Hubo momentos donde me vacié por completo, otros donde me replegué, avergonzada. Pero siempre volví, porque escribir se volvió más fuerte que yo. 
De Volando al ra…

Mi bronquitis

Desde mi primera juventud – la verdad que no sé son cuántas juventudes hay, ni quien las cuenta– tuve tendencia a los resfríos. Primero fue la congestión de los senos paranasales. Bastaba que lloviera para que mi nariz tuviera su propio tsunami. No podía usar perfume, ni bañarme con el clásico Palmolive rosa, que tanto gustaba a mi madre. Los olores me mataban.

Con el tiempo, y por suerte, esa condición fue variando; ya no era un payaso andante, puesto que mi nariz vivía enrojecida.

Yo fui creciendo y me di cuenta que algunas enfermedades traen consigo un andamiaje emocional. Y eventualmente me vi repitiendo, cada cierto tiempo, una bronquitis asmatiforme, así decía el diagnóstico. Yo siempre me propuse ver más allá, me pasaba de la línea, sacaba mis propias conclusiones; tuvieran ciencia o no, ellas me satisfacían y, al menos, me ayudaban a entender mejor mi deficiencia de salud y mi cuerpo.

Hace un tiempo que vengo callando, que vengo sintiendo harto y diciendo nada. He tenido potentes…