Vacio y nada.....

No lo intentes.  No quieras disculparte o pedirme perdón.  Que la indiferencia sea tu paga y el olvido mi recompensa.  No vuelvas.

Ya yo maquillé las lágrimas.  A todas ellas le prometí alegría y sonrisas; me creyeron y hace días que no lloro.  No tengo perdones para ti.  
Tus disculpas caducaron.

En mi pecho había zanjas; los arañazos de tus palabras me hicieron aristas teñidas de angustias.  Las rellené de fe y pude rescatar dos gotas de esperanza.  Me he sostenido de eso desde aquella tarde.  No tengo más que olvido para ti.  No me pidas perdón.

Y no es que no pueda perdonarte, es que ya no tengo nada para ti.  Lograste vaciarme de ti.  El lugar que te hice dentro mio está repleto de nada.  No lo intentes..... volver no......

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Necedad