Conquista

Arquea tu cuerpo, amóldalo al mío,
traza con tu índice una línea
que te muestre el camino
de mi espalda,
desde mi cuello, hasta mis nalgas.
Usa tus dedos, tu lengua...
lo que gustes.
Traza en ella tu evangelio
y conquista mis naciones.

Me volveré tu mar rojo.
Ven y divide mis aguas.
Atraviézame completo, recórreme y no te hagas prisas.
Mi tierra prometida te ha esperado por muchos años.

Mi pelo enmarañado está lleno de trampas. Deshazte de ellas una a una.
Tómate tu tiempo, nadie nos espera
Solo yo que he aguardado por ti y escondí mis
tesoros en un lugar secreto entre mis piernas.
Realiza tu conquista.
Apodérate de mi y llénate de vanidad proclamándo que soy tuya.

Los vientos del sur soplarán aire celoso.
Los mares envidiarán mis aguas...
y los faros se inclinarán ante tu orgullo de hombre.


© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Necedad