Tus aciertos en mi piel

tus manos no se equivocan...
van sembrando caricias aquí y allá
preñandome la piel de versos humedos
volviéndote dueño y albacea de cada gemido y suspiro

tus dedos no se equivocan...
van cubriendo y llenando espacios vírgenes
conquistando territorios
provocando risas y carcajadas en mis caderas

tu cuerpo no se equivoca...
se acomodó a mis formas
calcaste tus cadencias a las mias
y juntos hicimos una misma danza

tu boca no se equivoca...
me besas y me llenas la boca de ilusiones
me he tragado todos tus deseos
y estoy repleta de mariposas

estoy amando todos tus aciertos!



© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Necedad