Ir al contenido principal

Venganza

Que se revele tu sol inquieto y que, molesto,
le niegue su luz a tu tierra
con sus rayos de brazos cruzados
y que la oscuridad permeé tu piel cuando te toque...

...que la lluvia te moje y te empape,
llenando de moho los rincones de tu hogar
que las abejas no encuentren el polen de tus flores
y el verdecillo se harte de posarse sobre el techo de tu casa
aburrido... extraviado...

...y que una luna, ya harta de cernirse en tu cielo, al infinito,
no encuentre más oficio que dormirse en tus piernas
descansando del descaro de velar día por día de tus noches
que se harte y que proclame no más versos para ti...

...que el camino recorrido se levante de tu tierra
atascando tu pies a sus cimientos
inmovilizando tu triste caminata sin destino
que te derrame el trayecto desde tus muslos hasta las rodillas
y cayendo sobre ellas claudiques ante ti mismo...

..que te encuentres perdido y sin sentido
balbuceando palabras preñadas de desmedro
que te preguntes qué ocurre, qué pasa..
y te vuelvas ignorante de alegrias...

...que de repente! recuerdes todo y veas a tu amada en el origen de tus males,
que distingas su rostro en la portada de tu desdicha
y te preguntes cómo rayos le hiciste para vivir ocho lustros sin ella!
cómo le hiciste para tirarla en las más remota esquina de tu olvido!

y que recuerdes! y que lamentes.....y a pesar de todo, le ames nuevamanente
con más fuerzas
con un bravo sentimiento renovado
y que tu carne se inflame
y que tu orgullo se hiera.

y que no olvides..
y que te duela!


© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-




Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

Tal y como he publicado en Wall Street International Magazine

Padezco de depresión. No puedo afirmar que nací con ella, pero sí sé que desde pequeña vivo días de intensa tristeza y desesperanza. Me considero una mujer exitosa, y lo soy; hasta hoy he acumulado logros que me hacen sentir valiosa e importante. He vivido momentos de plenitud y felicidad, generalmente tengo mucha vitalidad y energía. Si me miras, verás a una persona absolutamente normal, con brillo en la mirada, sociable, que sonríe y está presta para conversar y hacer bromas. Pero siempre la depresión ha estado ahí, rondándome cerca. Apenas descansa por tiempos, para regresar vigorosa. Muchos dicen que soy hermosa, atractiva e interesante. No solía prestarle atención a mi apariencia porque la verdad es que nunca me gusté mucho. De un lustro a la fecha es que empecé a reconocerme en ese terreno; antes me concebí de lo más corriente, alguien que no llamaba mucho la atención. Hay días en que despierto y me siento lo más insípi…

A nadie

¿Para quién van mis letras, mis poemas, mis versos?  Yo no tengo la respuesta.  Creo que soy poseída, soy apenas un canal... estas manos no son más mías. Estas letras no son tuyas, ni de él, o de aquel.  Anduve.  Anduve por todas partes, incluso por zonas nuevas, y solo era la fantasía de mujer que por momentos me habita. Hoy todo ha quedado en sueño.  Un propósito con manchas de futuro inconcluso. El cigoto de un sueño que nunca pensó ser proyecto. Y te escribo, y al mismo tiempo no lo hago.  Ni a ti ni a nadie.  Le escribo a la misma nada que rodea mi habitación.
Derechos de Autor Gnosis Rivera Derechos de Imagen Josephine Cardin https://photogrist.com/josephine-cardin/

Necedad

Abrí los labios y engullí un bocado de tu amor... mastiqué tus besos y, atragantándome con tu nombre,  juré volverme muda hasta no escuchar de nuevo tu voz de nuez y canela.  Tapo mis oidos, negando toda posibilidad de llanto y grito.  Te seguiré queriendo, mientras las orugas paran mariposas en mi espalda.

Derechos de autor Gnosis Rivera
Derechos de imagen: Josephine Cardin
Mujer de Espaldas
http://cardinphotography.com/