Amado

Ven amor mio, ven a mi!
toma de lo que soy...
mi boca está servida!
en ella está el almíbar que mojará tu saliva...
penétrame lentamente con tu lengua
en beso irreverente y poseso!

Se conmigo carne y cuerpo,
llama y fuego,
incendio de caricia y eros!
melcocha caliente que erosiona de placer
la timidez del anhelo!

¿Y dónde está lo supremo...?
si en tu piel, extasiada de sexo
o en mi aliento, enervado de deseo...¿?
si acaso sirve saberlo...!
ya no se dónde empieza mi carne
y dónde termina tu cuerpo!

Ven a mi ... soy lienzo, que blanco,
anhela un dibujo tuyo...
ahí en mi vientre desteñido!
siembra garabatos de colores,
siémbrame una herencia...!
con tu brocha de deseos crudos,
hazme un coito de promesas...

Se conmigo ron y veneno
hazme supurar verguenza de mis poros!
verguenza de recibirte tantas veces!
una y otra vez...
como loca sin quicio!

..ven a mi, amado mio,
se mi abrazo, se mi gozo,
se mi amante y mi esclavo...
yo seré tu compañía,
seré por ti la locura,
seré fragancia y espuma.
Seré tuya, solo tuya!

© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Ocho lágrimas