Momento

Pintura de Steve Hanks, San Diego, USA.
Se mordieron con las manos y con la mente,
con la angustia y con el verso.
No les bastaron los labios ni el beso.
Luego, vistieron sus ropas y se fueron.

No hubo tiempo para el recuerdo,

ni para contar las lunas.
Fue solo hambre y sed,
tomar y beber,
servirse y comer.

...y luego, fingiendo intimidad, se mintieron 

y se hicieron los sordos,
ninguno pronunció la oración de una promesa,
fue solo cuerpo y sudor,
geminos y calor.

Siendo que nunca se recordaron,

no valió la pena que uno preguntara por otro.
No fueron tema de conversación.
Fue solo la urgencia de un momento escaso,
fue sorber café,
y morder la carne.

Y ya ninguno se recuerda.

Solo malgastaron las ganas.
Solo fue un ayuntamiento de caricias...
...un desperdicio de momentos.

...y eso fueron, un momento.


© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

Ocho lágrimas

A nadie