FALTA


Acuarela de Maritza Alvarez -Mujer Azul-
Te extraño. De una forma tan básica para mí, como lo es extrañar el vaso de agua, cuando se ha tenido sed por mucho tiempo. Mi ser se retuerce por no verte, como se lamenta el niño hambriento por falta de alimento. Te extraño de una forma tan esencial, que voy caminando mientras pedazos mios, los más osados, se desprenden de mi y parten en tu búsqueda... 

No te asustes si un corazón loco se te arrima al pecho y sientes el ritmo de dos latidos en suave desorden. Es el mio, que harto de no tenerte, se despidió de mi cuerpo, y emprendió ruta al sur, para latir junto al tuyo. No te espantes si percibes una sombra tras de ti. Es la mia, que resolvió abandonarme hace días, para hacerse con la tuya. No te sorprendas si sientes pasos sigilosos, como de fantasmas, que acompasan con los tuyos. Son mis pies, que subersivos, dejaron mis piernas y se fueron a tu encuentro. 

Como ves, soy un conato de cuerpo, una copia de humano. Pretendiendo solo ser, mientras llegas. Ven. No me interesa que devuelvas el corazón, ni que traigas a la sombra, puedes quedarte con mis pies. No me interesan. Solo ven tú. Solo ven tú, amor mio.

© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Necedad