Despedida


Ahora me iré al olvido, al deshábito de la ilusión por ti; 
me iré al tiempo donde no estabas, recordaré ese momento en que respiraba y no era por ti
ese momento donde el café no era más que café.
Me iré al uso de los días donde no te espero, donde apenas existes. 
Me iré a la vida, a ver qué tal me va. 
Y desde lejos te miraré, espero verte alegre, feliz, pleno y contento.
Me iré como pueda irme, me tomará tiempo irme, pero me toca partir.
Tu espacio ya no es mi espacio, nuestras luchas son distintas, por más que he querido unirlas. Entonces, me voy al olvido.
Él me había seducido varias veces, y sus manos rozaron las mías, varias veces, intentando retenerme, pero me resistí tanto como pude y hoy le miro de frente, y le reconozco que ha ganado, el olvido me ha ganado, así que me iré a él, pero no porque lo quiera, sino porque me toca sobrevivir... así sea olvidando, desenhebrando recuerdos, ilusiones, esperanzas gruesas, espesas, compartires y abrazos muchos!
Me iré al olvido y a la vida... y que el universo me guíe y me ayude. 


Gnosis Rivera.-

Imagen: Mujer caminado con globos y maleta
Obtenida de la red.- 

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Necedad