Entradas

Mostrando las entradas de 2018

Algo y nada

Imagen
No entiendo Siento, pero no se qué es lo que siento Solo se que pesa y es enorme Como un enorme hueco lleno de algo que es nada Introduzco mi mano y sale vacía Vacía de dedos Vacía de uñas Apenas un trozo de muñeca queda de recuerdo Muchas cosas perdieron sentido Están, pero ya no importa No hay lágrima, no hay risa Solo hay mucho de eso, eso que dije letras arriba Algo que es nada Mi memoria perdió todo su recuerdo Ya no se cómo se hacen las cosas Las más vitales Las más sencillas Las más gratificantes Olvidé cómo se hacen Si solas O de solo nombrarlas llegan a ser Quién sirve sin recuerdos A quién cuento qué cosa sucedió Cuál no Me duele el estómago y no es hambre Es un poco de susto Como si alguien que nunca va a llegar de repente llega Y no estoy lista Lista para nada No recuerdo cómo lucían mis uñas en la juventud Si llevaba colonia Todo se me ha olvidado Estoy sumergida en un propósito de historia Una que nadie contará Y todo lo voy sintiendo Todo mientras escribo No es alegría No es tristeza Es nada

©Derechos de …

Voz

Imagen
Tu voz
La tengo atorada en este silencio salado Que me brota por los ojos Llevo ya tres siglos muda Mi nombre no es en tu voz
Me arde la garganta por nombrarte y no puedo, salen brasas de mi boca mis labios se agrietan allá donde pervive ese recuerdo Tu voz
Todo el día hundida en este silencio que no es ni tierra ni arena, que no preña un solo tallo De este silencio no espero flores ni grito, ni canto. 

© Derechos de Autor: Gnosis Rivera.- 
Derechos de imagen
Photo by Zach Guinta on Unsplash

Soy

Imagen
En ocasiones solo soy
No se qué, dónde y cómo soy
Solo se que soy
Soy en un enorme silencio y rara vez me muevo
Me da miedo moverme. Estoy en un borde
Y no se si moverme un poco allá o un tanto acá
¿Qué tal si a la derecha o quizá a la izquierda?
¿Es abismo?
¿Paraíso?
Me detengo
Decido seguir siendo, aunque no tenga idea qué
El aire sopla, entonces se que llevo piel
Pero no siento la sangre. Nada estremece
Tengo miedo de intentar ser algo más que solo ser.
Entonces solo soy, ¡tan quieta…! ¡Tan callada¡
Que siento espacios de tiempo separándose lentamente
Escucho minutos susurrando segundos
Y una hora esfumarse en mucha nada
Continúo solo siendo, ni me atrevo a decir palabra
Sentir el tiempo ya fue todo y demasiado
¿Cuánto más será ser solo ser…?
¿Sera un siempre o un mientras tanto…?
Siquiera pienso… ¡eso puedo ser!
¡Un pensamiento!
Entonces medito cosas simples
No puedo asirme a la batalla de una queja o una duda
Pienso en hojas, semillas y destinos
Pienso en pies con uñas coloridas
En un país poblado por niños

Admisión

Imagen
Y en medio de mis lágrimas, amarte,  sin llegar a entender el sentido de este amor,  como si amar fuera un asunto de razón.  Y saborearme los labios para  reconocer tu sal en mis ojos. 

©Gnosis Rivera.-
Junio 2015

Derechos de Imagen:
Photo by Natalia Figueredo on Unsplash
Mujer de pelo negro y ojos cerrados

Silencio

Imagen
Han llegado las horas del silencio. 
Carga tu silencio y camina derecho o torcido 
pero en silencio. 
Siempre en silencio. 
Te diré más... Un día cualquiera, lejano o no, todas tus palabras escaparán, se amotinarán y se harán a la fuga. 
Despavoridas, aterradas, por grupo y separadas... pero será.
Y lo harán de cualquier forma, menos de mariposas
Unas serán odio, otras, ira e insultos
Rechazo y repudio
Ninguna será caricia, ni sonrisa
Ese día, te vestirás de lo que tanto repelías, tu aliento apestará tanto como todo lo que callaste.
Y lo peor, nadie estará ahí para escuchar tus enmohecidas palabras.
©Gnosis Rivera.-

Derechos de imagen:
Photo by Kunj Parekh on Unsplash
Arena y mano.

Locura

Imagen
Tengo locuras, ¡si! claro que si, pero son mías; algunas las adopté y de otras me enteré cuando llevaban tiempo ejerciendo. Luché con ellas sin saber que eran yo misma, y que yo era ellas. Ahora, hasta las defiendo, me las se de pe a pa. 
Me encantan. ¡Se parecen tanto al mundo que imagino!
Ellas le dan todo sentido a mi parte cuerda; mis locuras son mi equilibro. 
¿Que si te amo y daría mi vida por ti? Es mi locura. 
¿Que sé estar sin pedir nada? ...Es mi locura. 
¿Que si quieres que me aleje y lo hago sin juzgar, no sin antes preguntar si estas seguro? Es mi locura.
Ella no está para ser cambiada, combatida o censurada, está para ser gozada y disfrutada, a sus anchas, ¡SER!
No puedo concebir la idea de nada noble o auténtico sin el ejercicio de la libertad, y nunca hubo más libertad que en la locura. 
Entonces, no la juzgues, no la critiques; es estéril tu intento. 
No me parezco a nadie, y sí, se que asusta, asusta que alguien desee sostener tu infierno solo para que descanses un rato, asus…

Es

Imagen
Es el sol en el oeste, y la luna, 
eterna en el cielo.
Es la gente, la sonrisa, y el calor de los labios que gritan, a duelo, las verdades.
Es la piel rugosa y escamada, por exceso de trabajo.
Es el llanto, es el hambre y es la sed.
Son los años, y es el tiempo.  
Es ahora y es despuès.
Es lo mismo, lo de siempre, es la lucha inagotable.
Es la rendición del amo, del guerrero, del soldado.
Es la centuria que grita, es el sistema que merma.
Es el sudor de los cuellos, es el lomo muy cargado.
Es el niño que, gritando, va gastando su inocencia.
Es mi letra, es mi pluma, es mi duda y mi certeza.


©Gnosis Rivera
Derechos de Imagen
Darrell Cassell @darrellcassell
Manos, arbol y hojas

Preguntas

Imagen
Cuándo te me perdiste, cuándo dejé de mirarte. En qué momento dejamos de existirnos...  Cómo fue que quedó tan vacío algo  que antes rebosaba de nosotros.  ¡No reconozco este tiempo! mis horas no combinan con tu reloj  y yo hace años que no uso tal cosa.  Me he quedado aqui, con los encuentros aglomerados en fila, y sin brazo de distancia. No me caben más preguntas, y ya no llegan respuestas. Cuándo te me perdiste, ¡cuándo!

©Gnosis Rivera.-
Derechos de Imagen
Photo by Mikesh Kaos on Unsplash
Café Solo

Junio

Imagen
Recuerdo cuando junio era nuestro. Ese primero de junio duró más de dos días. El recuerdo, varias semanas. Ese tiempo era tan nuestro que podíamos darnos el lujo de dormir en el silencio y aun así entender todo en nuestras miradas.  Hubo tardes en las que descubriste mis tierras no habitadas, las anduviste todas, me llenaste de cosquillas y plantaste siembra en mi ombligo. De mi parte, aprendí a tejer con tus pestañas largas hileras, entonces cerrabas tus ojos y con ellas enroscadas en mis dedos, te veía imaginar desde el centro de ellos lo que parecían ruinas, y cómo estas volvían a ser grandes obras de pueblos originarios. Terminando de tejer, veía tus lágrimas de niño; desaparecían una a una.  ¡No las cuentes!- me dijiste.  Eso hice.  Besé tus sienes y junio seguía siendo en nosotros. Una tarde, que no sabíamos era final, el sol se colaba por la ventana y amenazaba con sacarnos del cuarto. Dominaba todo. Su luz se reflejó en nuestros cuerpos desnudos y empezamos a reír. ¿Motivos? ¡Q…

Consolación

Imagen
Nadie sabe exactamente por qué ocurre. No se de información que  explique o evidencie las razones. No las he escuchado de labios de nadie. Funciona por igual en niños, niñas y adultos. Puede significar que no estás solo, que hay esperanza; puede incluso traerte un poco de hogar.Es calma, cese del dolor. Hablo de ese sonido que no es palabra ni oración; es apenas el resultado de la unión de los dientes, el escape calculado del aire y los labios casi juntos, y se produce la magia: shhhh…shhhh… El efecto de esta suerte de mantra, que siempre incluye un abrazo, triplica su efecto analgésico si se acompaña de la frase: “todo está bien”. Si el abrazo se prolonga, la paz es segura. Y si se agrega  una mano en la espalda y otra en el pelo, ya no existe nada más. 
Gnosis Rivera.-Derechos de imagen:©Josephine Cardin Eliminar comentario

A nadie

Imagen
¿Para quién van mis letras, mis poemas, mis versos?  Yo no tengo la respuesta.  Creo que soy poseída, soy apenas un canal... estas manos no son más mías. Estas letras no son tuyas, ni de él, o de aquel.  Anduve.  Anduve por todas partes, incluso por zonas nuevas, y solo era la fantasía de mujer que por momentos me habita. Hoy todo ha quedado en sueño.  Un propósito con manchas de futuro inconcluso. El cigoto de un sueño que nunca pensó ser proyecto. Y te escribo, y al mismo tiempo no lo hago.  Ni a ti ni a nadie.  Le escribo a la misma nada que rodea mi habitación.
Derechos de Autor Gnosis Rivera Derechos de Imagen Josephine Cardin https://photogrist.com/josephine-cardin/

Cuatro años Volando...

Imagen
Un 14 de abril de 2014 decidí crear mi blog personal y publiqué mi primer escrito. Era más que nada un saludo a aquellos que, desde ese día, decidieran seguirme. Invéstigue reglas, métodos y esas cosas, de manera que supe que una gran mayoría de blogs merman en publicación al término de los seis primeros meses y ya han desaparecido al llegar al año. Yo estoy publicando sin interrupciones desde que inicié. 
En su momento, una editorial española me contactó vía email. En su mensaje me dejaron saber que dan seguimiento a mis publicaciones y que estaban seguros que el público español gustaría de mis escritos. Yo me sorprendí bastante y me sentí muy halagada. Paso hace mucho, nunca lo conté, solo a algunos íntimos. Finalmente ellos me explicaron la necesidad de residir en España, algo que no descarto del todo en el futuro que el Universo disponga para este ser que soy.  
Me felicito y les felicito a todos ustedes, porque es algo que he hecho sola y con vuestro apoyo, algo que construí y de l…

Mutis

Imagen
¿Tienes idea de cuántos párrafos inicio para luego borrarlos?  Me parece que no, ni lo sospechas.  Estas mismas líneas estuvieron a punto de perecer en mis dedos.  Les he dado un chance por pura pereza.  Hay letras que no merecen salir de mi mente, entonces las mastico  y las engullo rápidamente antes de que se animen a ser palabra.  Hacen tanto ruido en mi garganta, que oigo sus gritos cuando, iracundas,  van llegando al estómago.  Me arañan las tripas, me producen gases de desánimo  y cuando se vuelven materia, excreto melancolías. 


Derechos de Autor: ©Gnosis Rivera
Prohibida la reproducción total o parcial
para fines comerciales sin autorización

Derechos de Imagen:
©Josephine Cardin 
©El Drama de Aly
Imagen no utilizada para fines comerciales
Se prohibe su reproducción para fines comerciales

La hoja muerta

Imagen
Si apenas soy una hoja que hace lo posible por permanecer en el árbol. Si solo voy de tránsito, y por muy poco le sobreviví al invierno.
Si caigo, ¿quién notará el vacío que dejo donde antes ocupé un espacio?
¿Seré acaso el recuerdo de algo de brillante color verde?
Nadie recuerda una hoja.... Si acaso doy para un verso...
¿Sabrá alguien que tuve sueños, que ardía de vida,  que me gozaba cada vez que el viento me llevaba y me traía?
¿Que él disponía de mi a su antojo?
Yo tenía un propósito. Atada al pequeño tallo que me unía a mi rama hogar, soñaba con recorrer nubes, conversar con otras como yo, hacer amistades verdes o marrones, según fuera la estación.  Ahora que ya no soy, que pronto haré entrada al mundo de la inexistencia y de lo que no se extraña, me fundiré con la tierra, me fusionaré con los nutrientes que alimentan la maleza. Si pudiera ser, por mucho, parte de una composta, diría que vine a la naturaleza para algo. Pero mientras voy cayendo, me reconozco insignificante, pequeña, d…

A la memoria de Marielle Franco

Imagen
Las mujeres poderosas, las que rompen moldes, las que saltan topes altos y siguen al otro lado, las que gritan, las inconformes, las que reúnen y agrupan, las que lideran y contagian empoderamiento a sus pares, esas mujeres asustan al sistema, por eso matan a tres Mirabal, a una Bertha Cáceres... a muchas más, por puro miedo, por cobardía disfrazada de poder.
Hoy nos toca ver como asesinan en Brasil a Marielle Franco, activista por los derechos humanos, feminista y concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en ese país. Marielle se oponía a la intervención militar en Río de Janeiro, autorizada por el corrupto de derecha Michel Temer, y había sido nombrada hace apenas semanas como relatora de la Comisión de la Cámara de Concejales de Río, para vigilar las acciones de la intervención militar decretada por el presidente.
Justo hace poco había escrito sobre la mujer y la violencia de género y de las cifras que investigué, las de Brasil me ensombrecieron el espíritu: 13 mujeres asesi…

Aretes pequeños -Cuando los motivos son más grandes que un zarcillo.-

Imagen
Cada mañana, cuando me preparo para dejar a la niña en el colegio, generalmente ya estoy vestida. En ocasiones es cuestión de calzar los zapatos, agarrar la cartera, el manojo de llaves y partir. Hago algo, siempre lo hago, es una manera de hacer la última revisión de mi misma, así no haya hecho nada distinto en mi atuendo: mirarme al espejo en la brevedad que puedan ofrecerme uno o dos segundos.
Es de esta forma que, un día tal, caigo en cuenta que llevo meses usando los mismos aretes. Sepan que lo primero que hago al llegar a casa al final de la jornada es quitarme los aretes, algún anillo de fantasía barata -uno de los que compré para aquella cita y que venían en juego de tres-, alejo los rizos de mi frente con una banda elástica y me visto con ropas de estar de esas anchas y suaves. Luego, miles de cosas, hacer la cena, ver tareas del colegio, revisar mochilas y cambiar mudas de ropa, jugar (lo que equivale a tirarme al piso y volverme niña, aunque una bien cansada), escribir, si m…

Cargo mi cuerpo, pero no me pertenece...

Imagen
...O cuando el castigo a la afrenta es la muerte.
En algún momento de la historia, imagino que un poco más allá de cuando los dioses eran mujeres, y se adoraba a la luna, y todas las figuras mitológicas se distinguían por sus prominentes mamas llenas de leche para alimentar y esa cueva llamada útero, era la cuna que albergaba la vida. En algún momento se ¿torció? el camino –bueno, no sé si ese deba ser el término-, pero poco o mucho, luego de que todo varón pagara la dote a una familia, a cambio de llevarse del círculo familiar a una mujer, garantizando de esa forma el valor de su ausencia, mucho luego de eso, parece que las mujeres dejamos de ser dueñas de nosotras y pasamos a ser una gran adenda en cualquier escenario que no sea la casa, la cocina y los niños. Y aunque acabo de resumir siglos en un párrafo, las cosas se dieron en forma compleja, pero de que ocurrió, ocurrió. Sin embargo, ¿qué pasó exactamente?
Mucho tiempo después, luego de lograr mejores horarios laboral…