Entradas

Admisión

Imagen
Y en medio de mis lágrimas, amarte,  sin llegar a entender el sentido de este amor,  como si amar fuera un asunto de razón.  Y saborearme los labios para  reconocer tu sal en mis ojos. 

©Gnosis Rivera.-
Junio 2015

Derechos de Imagen:
Photo by Natalia Figueredo on Unsplash
Mujer de pelo negro y ojos cerrados

Silencio

Imagen
Han llegado las horas del silencio. 
Carga tu silencio y camina derecho o torcido 
pero en silencio. 
Siempre en silencio. 
Te diré más... Un día cualquiera, lejano o no, todas tus palabras escaparán, se amotinarán y se harán a la fuga. 
Despavoridas, aterradas, por grupo y separadas... pero será.
Y lo harán de cualquier forma, menos de mariposas
Unas serán odio, otras, ira e insultos
Rechazo y repudio
Ninguna será caricia, ni sonrisa
Ese día, te vestirás de lo que tanto repelías, tu aliento apestará tanto como todo lo que callaste.
Y lo peor, nadie estará ahí para escuchar tus enmohecidas palabras.
©Gnosis Rivera.-

Derechos de imagen:
Photo by Kunj Parekh on Unsplash
Arena y mano.

Locura

Imagen
Tengo locuras, ¡si! claro que si, pero son mías; algunas las adopté y de otras me enteré cuando llevaban tiempo ejerciendo. Luché con ellas sin saber que eran yo misma, y que yo era ellas. Ahora, hasta las defiendo, me las se de pe a pa. 
Me encantan. ¡Se parecen tanto al mundo que imagino!
Ellas le dan todo sentido a mi parte cuerda; mis locuras son mi equilibro. 
¿Que si te amo y daría mi vida por ti? Es mi locura. 
¿Que sé estar sin pedir nada? ...Es mi locura. 
¿Que si quieres que me aleje y lo hago sin juzgar, no sin antes preguntar si estas seguro? Es mi locura.
Ella no está para ser cambiada, combatida o censurada, está para ser gozada y disfrutada, a sus anchas, ¡SER!
No puedo concebir la idea de nada noble o auténtico sin el ejercicio de la libertad, y nunca hubo más libertad que en la locura. 
Entonces, no la juzgues, no la critiques; es estéril tu intento. 
No me parezco a nadie, y sí, se que asusta, asusta que alguien desee sostener tu infierno solo para que descanses un rato, asus…

Es

Imagen
Es el sol en el oeste, y la luna, 
eterna en el cielo.
Es la gente, la sonrisa, y el calor de los labios que gritan, a duelo, las verdades.
Es la piel rugosa y escamada, por exceso de trabajo.
Es el llanto, es el hambre y es la sed.
Son los años, y es el tiempo.  
Es ahora y es despuès.
Es lo mismo, lo de siempre, es la lucha inagotable.
Es la rendición del amo, del guerrero, del soldado.
Es la centuria que grita, es el sistema que merma.
Es el sudor de los cuellos, es el lomo muy cargado.
Es el niño que, gritando, va gastando su inocencia.
Es mi letra, es mi pluma, es mi duda y mi certeza.


©Gnosis Rivera
Derechos de Imagen
Darrell Cassell @darrellcassell
Manos, arbol y hojas

Preguntas

Imagen
Cuándo te me perdiste, cuándo dejé de mirarte. En qué momento dejamos de existirnos...  Cómo fue que quedó tan vacío algo  que antes rebosaba de nosotros.  ¡No reconozco este tiempo! mis horas no combinan con tu reloj  y yo hace años que no uso tal cosa.  Me he quedado aqui, con los encuentros aglomerados en fila, y sin brazo de distancia. No me caben más preguntas, y ya no llegan respuestas. Cuándo te me perdiste, ¡cuándo!

©Gnosis Rivera.-
Derechos de Imagen
Photo by Mikesh Kaos on Unsplash
Café Solo

Junio

Imagen
Recuerdo cuando junio era nuestro. Ese primero de junio duró más de dos días. El recuerdo, varias semanas. Ese tiempo era tan nuestro que podíamos darnos el lujo de dormir en el silencio y aun así entender todo en nuestras miradas.  Hubo tardes en las que descubriste mis tierras no habitadas, las anduviste todas, me llenaste de cosquillas y plantaste siembra en mi ombligo. De mi parte, aprendí a tejer con tus pestañas largas hileras, entonces cerrabas tus ojos y con ellas enroscadas en mis dedos, te veía imaginar desde el centro de ellos lo que parecían ruinas, y cómo estas volvían a ser grandes obras de pueblos originarios. Terminando de tejer, veía tus lágrimas de niño; desaparecían una a una.  ¡No las cuentes!- me dijiste.  Eso hice.  Besé tus sienes y junio seguía siendo en nosotros. Una tarde, que no sabíamos era final, el sol se colaba por la ventana y amenazaba con sacarnos del cuarto. Dominaba todo. Su luz se reflejó en nuestros cuerpos desnudos y empezamos a reír. ¿Motivos? ¡Q…

Consolación

Imagen
Nadie sabe exactamente por qué ocurre. No se de información que  explique o evidencie las razones. No las he escuchado de labios de nadie. Funciona por igual en niños, niñas y adultos. Puede significar que no estás solo, que hay esperanza; puede incluso traerte un poco de hogar.Es calma, cese del dolor. Hablo de ese sonido que no es palabra ni oración; es apenas el resultado de la unión de los dientes, el escape calculado del aire y los labios casi juntos, y se produce la magia: shhhh…shhhh… El efecto de esta suerte de mantra, que siempre incluye un abrazo, triplica su efecto analgésico si se acompaña de la frase: “todo está bien”. Si el abrazo se prolonga, la paz es segura. Y si se agrega  una mano en la espalda y otra en el pelo, ya no existe nada más. 
Gnosis Rivera.-Derechos de imagen:©Josephine Cardin Eliminar comentario