Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2017

Poder

Imagen
La mayor conquista de un ser humano está en conquistarse a sí mismo. Ello implica ser leal a sus ideales y valores, pero por sobre todo: SER LEAL A SÍ MISMO. Más aún, saber cuándo el ideal y el valor pierde vigencia y no reditúa en felicidad y bienestar mental y espiritual. Si te obstinas en una idea, comportamiento, actitud, vale preguntarse: ¿ESTOY SIENDO LEAL A MI O A LO QUE CREO? ¿Vale la pena esta obstinación? ¿Soy feliz en ella? Mirarte al espejo y tener el coraje de decirte: Esta idea, esta forma de pensar, esta actuación, este (aquí iría lo que sea que decidas) estuvo mucho tiempo en mi, lo acepté, crecí y me serví de él, actué de acuerdo a él y hasta he cambiado, pero ahora soy distinto, distinta, y decido renovar(me). Los ideales y valores son para el hombre y no al revés.. La mayor conquista de todas: ROMPER EL PROPIO PARADIGMA y convertise en un SER NUEVO. No hay que temer, la esencia nunca cambia. La esencia, es eso, ESENCIA.


Gnosis Rivera.-
En la imagen: Pintura de GuyDennyn…

Silencio

Imagen
Los beneficios del silencio oportuno, como ejercicio de la voluntad, son maravillosos. No solo en términos fisiológicos, por el descanso de las cuerdas vocales; sino que el tiempo que invertimos hablando (sea que opinemos sin que nos hayan preguntado, o dando consejos que no nos han pedido, o quejándonos, criticando, hablando sobre lo que sea, banal, o no) podemos utilizarlo en algo muy valioso: Observar. 

Cuando observamos estamos ante la oportunidad de ejercitar el asombro, la sorpresa, el sentimiento de admiración. El silencio nos predispone, si así no los proponemos, a aprender; nos conectamos con el entorno, nos enteramos de mil cosas que damos por sentado, pues al darlas por seguras, las olvidamos y verlas nuevamente es como hacerlo por primera vez. 

Otro beneficio del silencio es escuchar: qué piensa quién o nuestros quienes más cercanos. Escuchar nos ayuda a comprender, sobre todo cuando escuchamos para entender no para responder, replicar o rebatir, pero sí para hacernos partes…