Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2014

Mi regalo de Año Nuevo!

¡Mis queridos lectores! Les saludo con mucho cariño y brevemente les digo que esta es la última entrada que les comparto en las pocas horas que le restan a este moribundo 2014.  Es la última por un mero asunto técnico, y es que me ausento de la ciudad hasta el viernes y no me llevo la máquina, así le llamo a la compu.
Lo siguiente que les escribiría iba a ser otra cosa, pero como dijo Cortázar, el azar hace las cosas mucho mejor que la lógica.  Resulta que he tenido la suerte de encontrarme, por puro azar, con un entrevista le hicieron en el año 1977.  Fueron dos horas de puro deleite para mi, y no por la idealización o adoración al personaje. No.  Hablo de ver al hombre y sus ideas.  Verme reflejada en mucho de sus conceptos y percepción de las cosas realmente me ha conmovido.
Si usted que me lee, compone y ama la poesía, le invito a ver este video.  Si usted es una persona crítica de la realidad latinoamericana de la época, igual lo invito.  Si le apetece dedicar dos horas a ver cómo…

Tu historia

En cada arruga de tu rostro puedo adivinar historias.
Cuéntamelas!...quiero conocerlas todas.
Déjame conocerte. Me abro a ti y te escucho con atención. 
Saboreo cada letra que sale de tus labios en voz e historia. 
Me aprendo el movimiento de tu boca mientras tu experiencia va tomando forma de palabra. 
Veo el brillo de tu mirada.  
Por momentos se te escapa una ilusión infantil que ha permanecido intacta.  
Veo el dolor y las empresas inconclusas.  Los capítulos abiertos. 

Las palabras no dichas...
Tengo todo el tiempo para escucharte. 
Si lo dejara de tener, fabricaré relojes con mis manos y haré más horas, solo para nosotros, solo para seguir escuchándote.

Puedo ver como la esperanza sale disparada en tus gestos, en forma de chispazos divertidos. 

Ella, la esperanza, ha estado ahí siempre, 
aunque te resistas a creerlo.  
En algun momento del camino te compraste la idea de que todo estaba perdido, pero es mentira 
y deberás descubrir que todo apenas empieza. 

No creas que te sabes todos los color…

Noche Buena y Navidad

Ya es 24 de diciembre, víspera de Navidad y es para muchos la fecha más emblemática del año. La cena de Noche Buena es una excelente oportunidad para compartir en familia, sobre todo porque durante el año no siempre es posible reunirlos a todos, entonces esta cena es la excusa perfecta y hasta los más reacios ceden al encuentro.

En mi caso, estaré con mi hermana y sobrinos.  Haré un maravilloso Arroz Navideño, con la receta que encontraré en Revestida.  Es una receta tan fácil de hacer y por demás deliciosa, que ya me animo a repetirla en la cena de Año Nuevo.

Este año ha sido uno repleto de aprendizajes. Un año cargado de retos, algunos totalmente superados, otros a medio camino.  Como sabrán, ya estoy publicando en Revestida Portal Femenino, esto me permite llegar a más público, lo cual deseo, sobre todo porque quisiera más dominicanos entre mis lectores. Mi meta mayor es poder publicar en algún medio que no sea virtual.  Como mujer nacida en la generación X, mi amor por el papel no m…

No te quise poesía

No quise volverte eterno con poesía,
solo quise hacerte mio por amor.
¿Qué diablos se hace con la enternidad....?
para qué tanto!
yo solo queria tenerte a ti!
Por el tiempo necesario...

Fuiste, por mucho, la respuesta exacta a cada plegaria,
la consecuencia justa de mis ruegos.
Eres todo lo que quise...
no este verso triste que con las noches converso.

Yo solo quise amarte,
así como aman los dementes!
¿acaso no sabes que en una hora cabe una eternidad completa?
eso me habría bastado, una hora y te convences de quedarte,
mirarte solo una hora y mostrarte el universo...

Yo no quise hacerte eterno con poesía,
solo quería tomar tu mano, y llevar tu palma a mis labios,
plantar en ella mi beso...hacerlo tu patrimonio!
llevándote en él todo lo eterno!
¿acaso no sabes que en un beso se te puede ir la vida?

Yo no quise hacerte eterno con poesía...
solo quise envolver tu cuerpo con mi abrazo!
de qué rayos me sirve la poesía!
si el hueco de mi pecho está vació de tu presencia...
si mi inspiración viene cargada con tu n…

Quizá

Quizá así ha de ser...
amarnos como dementes
y como desquiciados desearnos,
para luego reducirnos a la categoría de memoria.

Instalar en nuestras gargantas este sabor a pasado,
a promesa inconclusa.
Quedarnos con la pregunta importante sin respuesta.

¡Quitarnos todo sentido!,
ver tu rostro y saberte tan ignorante de mi
y que todo en mi lo sea también de ti...
Quizá así ha de ser...
que este invierno aburrido y sin ding dong de campanas
nos recordara la rutina de una tarde sin sorpresas...una tarde sin nosotros.

Y que la grama del patio de mi casa no me anuncie el verde de tus ojos
ni que el castaño de este otoño tan manido, te rememore los mios.
Quizá así ha de ser...

Qué tanto de lo sentido
Qué tanto de lo sufrido
...lo conversado
lo discutido y lo planeado
los miles de silencios, llenos de palabras y voces en alto...

...qué tanto de eso se esfumó en el aire, 
se diluyó con la nada
¿todo?
¡puede ser!
tanto y tanto que hoy me reflexiono en la apatía de mis sentimientos hacia ti, quizá así debió ser.

En la plan…

Hojas...

Y fui hoja de otoño,
y te parí mil inviernos,
rodé por tus piernas como llovizna perdida...
...destilaron por mis venas mil marrones oscuros
y me golpeaste con viento
y me atacaste con frio...

...y poco te importó que se extraviaran mis primaveras
ni que mis lágrimas calientes erosionaran mis mejillas.
Esparciste sobre mí tus cuidos en forma de insultos
y hoy son tristezas adultas,
se bastan a ellas mismas y me arruinan por momentos.

Presumiste que te amo y olvidaste devolverme el sentimiento,
y por eso me volvi hoja de otoño.
Me resequé sobre tu espalda
y en tu pecho sigue habitando el misterio de mi amor por ti,
y me sigo figurando tu sonrisa,
veo el rictus de tu boca y adivino
tu sino...

...uno donde no figuro más,
donde nada vale más esfuerzo, como el que costó nuestros sueños.
Me volví hoja de otoño en tus manos
y me quebraste al cerrar tu puño,
hiciste añicos mis proyectos
y divagué por tus vientos
y me congelaste el hielo,

He seguido siendo hoja de otoño desde
inicios de primavera.
Los abriles vanidosos …

Roca mia

Sobre ti me lanzo, irreverente y dispuesta...
y te golpeo... 
y sobre ti reviento como lo que soy!
la ola que llega y acaricia, 
la ola que de tanto reventarme sobre tu piel rugosa, erosiona lentamente,
dejando la huella de los años... de los siglos...

He sido ola toda mi vida y si pudiera ser otra cosa, sería siempre ola
para posarme húmeda sobre tu piel espesa

Cuando te beso

Cuando te beso 
se que te quiero.  
Te beso, siempre!, 
pero ningun beso se repite...
pues todo es distinto en tu boca. 

La suavidad de tus labios supera el transcurrir perverso
de mi sangre, 
esa que enardecida se amotina en las periferias locas de mi anatomía!

Me distraigo de la vida, 
mientras absorta por la calle voy tocándome 
los labios... 
evocando tus besos, recordándolos...
más no me importa! tu boca justificaría cualquier locura!

Y qué si estuviera loca!
en la fuente de tu boca encontraría la cordura
para perderla justo a tiempo, en el danzar de tu lengua...

Cuando te beso se 
que te quiero
Aún en la soledad de este espacio te beso, 
mi imaginación se encarga de volverte cierto sobre mi boca.
mi imaginación recuerda cómo me bebes!
muerto de sed de mi, te bebes todos mis besos
no uno a uno, sino, uno a tres!
Y te atragantas goloso de mi!

Jadeando nos repiramos de a poquito...
y me miras
y te miro
y con los ojos chiquitos, nos reconocemos
yo en ti las ansias y tú en mi el deseo
una que no se agota!
uno que…

Diciembre y yo

Llegó diciembre.  Un mes muy esperado por muchos, por razones diversas. En mi caso particular, bien podría saltar noviembre hasta llegar a enero y quedarse diciembre en la agenda de los pendientes eternos.
Será que soy una Grinch, pero diciembre para mi solo significa la bulla de la gente que se vuelve loca, porque parece que no habrá vida más allá de enero.  Tener más cuidado del que ya tengo de ser asaltada, porque luego del 10 de diciembre, con la entrega del salario 13, y en algunos casos los bonos navideños, el aire huele a dinero y la gente, que no hace esfuerzos en ser discretos, se esmera en mostrarlo. Conducir un 24 o un 31 de diciembre es, hasta cierto punto, exponerse por el manejo temerario de muchos conductores bajo los efectos del alcohol.  En fin...
Otra cosa de la Navidad que no me gusta, son los "buenos deseos" de algunas personas, que en honor a la verdad, me saben a tiza.  Gente que se pasa el año entero siendo mentirosa, mezquina, chismosa, desententida del…