Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2014

Propuesta

Ven, hagamos un acuerdo tú y yo.  Quítame estas ganas que te tengo y a cambio te daré tres amaneceres. Dame tus dedos y a cambio te daré un delicioso tour por mis caderas.  No te prometo eternidad, pero cada rato compartido será la gloria perpetua.  Dame un beso y te devuelvo dos.
Dame un rato en tu cocina y verás lo rico que es probar Pomodoro en mi abdomen.  Le daré nuevos sabores a tu lengua.  Tu paladar se sorprenderá.  Hagamos este trato.... si quieres luego te vas.
Te doy mi alimento a cambio de tu hambre.  Mi compañia por tus soledades.  Te regalo la resequedad de mi garganta, a cambio de tu saliva.  Ya no puedo respirar, déjame darte mis ahogos y tú entrégame el aliento.
.....llévate tus ofensas, las injurias y el maltrato....a cambio te entrego perdón, amor y olvido.

De super villanos y super héroes.

Recuerdo cuando la serie Héroes acabó con todos las ratings televisivos. Todo el mundo hablaba de la serie y de lo entretenida, maravillosa y cuantos epítetos vienieran al caso.  A mi nunca me llamó mucho la atención, salvo el chico de los ojos rasgados me gustaba por lo tierno que lucía.  Fuera de ahí nunca me enganché con ella. Y me dediqué a verla en algunas ocasiones para por lo menos saber las razones de mi apatía hacia ella.  Hoy tenemos Marvel Agents of Shield y me ocurre lo mismo.  No me engancho. Me pasa igual con todos los personajes de Marvel.  En fin que pienso que tengo un tema con los héroes y los villanos siempre que estos posean super poderes.
Pero, por qué les hablo de esto?  Es que me puse a pensar.  El mundo no necesita villanos con super poderes que le den trabajo a otros superpoderosos buenos.  Ya tenemos nuestros propios ejemplares humanos que sin tener un solo super poder estan causando muchísimo daño a la tierra y a la humanidad. Qué puedo decir de los sectores …

Tiempo de soltar....

Ella estaba parada en una esquina de la habitación.  Tenía los brazos cruzados sobre el pecho, como si descansaran.  La mirada gacha.  Su pensamiento se fue lejos y así de lejos se le fue la memoria.  Ya casi no recordaba su rostro.  Ese que la acompañó por tantos años y que a fuerza de no estar se empezó a volver borroso. Levantó la vista y observó como la puerta lucía entreabierta.  El breve espacio que la separaba del marco era suficiente para que se escapara un poco de luz proveniente del pasillo.  Esa poca luz le volvió a recordar que justo así empezó hace días a lucir su rostro en su recuerdo.  Escaso.
Se giró lentamente y mirando hacia la calle meditó.  Era tiempo de empezar a soltar.  Su recuerdo le pesó por mucho tiempo y si ya empezaba a borrarse no sería mala idea que se fuera del todo.  Su piel ya se estaba empezando a agrietar por falta de caricias. Se llevó los dedos a los labios. 
Había olvidado a qué sabe besar. Luego se apretó el pecho izquierdo, seguidas el derecho. Se…

Hola!

Hola a todos. Espero que se encuentren muy bien. Yo no he podido presentarles nada nuevo desde el sábado que les escribí sobre Amar y merecer, y es que estoy afectada del virus de la Chikungunya. Estoy en cama desde el domingo, lo cual es todo un reto para mi ya que no soy de estarme quieta mucho tiempo. Espero mejorarme pronto, pues aunque tengo cosas que escribirles, no me siento para nada bien.
No olviden disfrutar la vida, comer rico y escuchar música.  Amen, besen y abracen.  Las cosas más ricas de la vida generalmente son gratis.  Felíz noche!

Amar y merecer.....

Estábamos las dos sentadas en la plaza, ella mordía un pedazo de pizza y antes de ello me preguntó:  ¿Por qué lo amas?....yo me quedé pensando y procedí a darle mis "razones".  Lo cierto es que desde entonces me quedé con esa reflexión colgada de mi cabeza.  Ya antes había pensado sobre las razones que una tiene para amar a alquien y lo que concierne a los méritos que tenga el otro para que alguien lo ame. A continuación les comparto mi parecer.
El amor no se trata de merecer.  Se ama porque se ama y punto.  Yo he amado a personas que definitivamente no merecían un gramo de mis afectos. Y he ignorado por completo los afectos de algunos que ciertamente han merecido mi amor, o al menos eso me creí yo (!!). Pero la cosa no se da así.  Se ama o no se ama y aunque parezca simple no lo es. Intervienen aspectos congnitivos, culturales y emocionales.  Si el asunto se tratara de merecimiento o de razones, entonces, ¿no sería un amor deficitario? ¿basado en circunstancias que eventualm…

Acuarela

El se había ido.  Ella lo lloró mil noches y cincuenta días. El escozor en sus ojos ya no le sabía a sal.
Por las tardes, colocaba su cabeza sobre las rodillas y como feto enroscaba su cuerpo como si con ello retuviera sus recuerdos.  Tenía miedo de olvidarlo, que sus ojos color café se fueran volviendo de a poco transparentes. 
Una tarde tuvo la brillante idea de desnudarse.  Completita desgarró sus ropas, sus carnes quedaron colgando mudas frente al espejo.  Tocó su piel y recordó sus dedos.  Vinieron a su memoria los recuerdos.  Las promesas y los besos.  El miedo de olvidarlo volvió a recorrerle las entrañas, pero esta vez sería distinto.
Tomó pintura y brochas y pintó sobre su cuerpo todo lo vivido. Le narró a su piel una acuarela de todas las vivencias compartidas.  Sobre sus caídos pechos dibujó sus manos gruesas y fuertes. En su nuca calcó los besos.  Hasta la humedad de su saliva quedó plasmada en los contornos de su cuello.  Y así continuó por toda su piel.  Un solo poro no que…

Antes de amarte...

Antes de amarte, déjame contarte de mis espinas, como adornan mis esquinas y me hieren todavía; pero también tengo rosas.  Si te acercas solo un poco podrás ver que soy hermosa solo que no lo sabía.  
Antes de amarte, déjame mostrarte mis demonios,  mis motivos y mis incordios.   Quiero que veas mis sueños, mis dolores, mis anhelos. Que sepas que yo he llorado,  pero igual se de alegrías.  Que sé de la lejanía, de la distancia que empapa,  de la comezón del alma cuando sola se imagina.
Que he sorprendido las noches bañándome en un recuerdo de algo que yo pensé cierto,  pero me quedé colgada, con mi alma enamorada sin saber lo que ocurría.   La mentira se metía lentamente por mis huesos y la ilusión escupía en mi cara sus deseos.
Quiero contarte que amo,  que suspiro y que aún espero. Que mi cuerpo tiene frío y por dentro prende fuego.   Antes de amarte te cuento, porque quiero que te enteres que padezco de la ausencia de un amor que no es presencia,  y tú que ahora te asomas, pienso quizá no comprendas.
Que no …

Yo la amé...

¿Qué sabes tú de mi amor? ¿acaso le besaste los labios..? ¿sucumbiste al tacto de sus dedos...? ¿fuiste tú quien murió una y mil veces en ella, para luego volver a nacer?
No.. no sabes nada! No puedes juzgar mi amor por ella no sin haberla amado como yo la amé.
¿Acaso sabes lo que es perderse en el negro de sus ojos? ¿Te imaginas el sabor de su saliva.... el olor de su sudor o el susurro de sus promesas en mi oido?
¿Llegaste a domir sobre sus pechos....pudiste sentir su aroma de mujer? ¿Le viste sonreir... has gozado sus carcajadas o secaste sus lágrimas?
No! nunca lo hiciste....no puedes saber nada!
¿Te volviste su rezo diario, su credo, su pecado?
Su credo fui yo, a mi me amó y solo yo la amé;  me llenó el cuerpo de promesas. Sembré en su vientre moreno mis ternuras y anhelos Yo decanté su saliva, alborté sus sueños y les cambié el orden La hice sonreir más de quinientas veces y su sudor calmó mi sed otras quinientas.....
Yo padecí del negro de sus ojos,  Enfermé del aroma de sus rizos azabache.
.....no p…

Ser mamá

Recuerdo cuando tenía mis veintes.  Siempre pensé en cómo queria vivir la maternidad.  Tenía claro cómo queria educar a mi prole, sean estos varoncitos o hembritas.  Tenia una meridiana idea de cuáles valores quería transmitir a los que fueran mis hijos.  Claro está, por más que imaginé, soñé y especulé sobre lo que significa ser madre, la realidad del evento terminó por sorprenderme sobremanera.

He escuchado decir que la mujer que entra a la sala de partos no es ni por asomo la que sale.  Y es que la transformación que se opera en la mente, espíritu y cuerpo de algunas mujeres al parir es abismal.  Y digo algunas porque no todas experimentan cambio alguno.  Pero de eso no puedo hablar porque no he andado esos caminos, entonces hablaría irresponsablemente.  De lo que sí puedo dar fe es de lo grande que significa para mi ser madre.

No conozco ocupación más retadora que la de ser mama.  Cuando la maternidad se vive plenamente, es algo grandioso, conspicuo, algo fuera de lo común.  Y cuant…

Reclamo

Cuando el sol en la mañana no me acerque tus recuerdos.
Cuando llorarte no sea mi más caro pasatiempo.
Cuando deje de sentire, de olerte, de desearte, y no sienta esto que siento.
Cuando dejes de importarme, de dolerme, de irritarme, ya no querré más amarte.

Si la ira me abandona, si las dudas no cuestionan, ya no querré más amarte.

Porque me sigues doliendo, porque te sigo llorando.  Y no dejo de sentirte, ni de presentir tus pasos. Porque me lleno de excusas, porque te sigo pensando.

Porque tu ira me ocupa, posesa como un demonio, porque creo que te has ido, pero sigues como encordio.

Porque tu amor moviliza, te me has vuelto combustible, y se me hace imposible comprender que a estas alturas sigas siendo mi locura, tan intenso sin sentido.

Y con clamor yo te pido que te largues de mi vida, que vayas a la salida y recorras tu camino.  Por favor yo te lo pido.  Apártate de mi vida, que solo me das heridas.  Por favor vuélvete olvido!

Y quítame las excusas de quererte inútilmente, si te apartas…

Preguntas....

Hasta cuándo seguirás doliendo.Cuándo dejaras de ser sal para mis heridas.Cuándo cesaré de alimentar tu inútil recuerdo con mis lágrimas. Cuándo dejarás de ser presente para volverte olvido.Cuándo dejarás simplemente de ser.Si no naciste siendo en mi, cómo es que yo muero por no ser más en tu piel.Me carcome este sentimiento imbécil, me hace helar la sangre este miedo que me aterra y me asusta todo el día.  Desde que surgiste te volviste norte y yo te deseo sur.Cuándo dejarás de ser este deseo que arremete contra mia.

Te fuiste por las ramas

Hace días estaba sentada en mi escritorio pensando en usted.  Pensando en las ironías de la vida.  Esas experiencias que usted me hizo vivir y que aún buscan su comprención de la cosa.  Esta expresión vino a mi encuentro, así tan fácil, ella sola caminó hacia mi y se reprodujo como una epifanía:  tanto que amaste mis raices y me dejaste por mis ramas......!  La frase se hizo acompañar del correspondiente suspiro y tras plasmarla en papel aún sigo sin entender la cosa, así como le llamo.

Pido perdón a mis lectores ya que les estoy repitiendo.  Pero les pido permiso para ello, ya que esta frase tiene una vigencia agotadora.  Tanto que amaste mis raíces y me dejaste por mis ramas.  Caray!

Muda

Te acaricio en silencio porque el idioma ya no me sirve.  Con la mirada te susurro mis mejores amores; mi lengua ha enmudecido. Las yemas de mis dedos dejan palabras diminutas cariñosas por tu piel que imagino, tatuando en ella mi espera y mis ansias.  Esperando que comprendas que te amo de una forma que sencillamente, no puedo explicar.  Te hablo en mi propio idioma.  El idioma de mi amor por ti.
Cierra los ojos y escucha el murmullo del viento. Se han escapado mis "teamos" subversivos.  Orgullosos han huido de mi boca buscando del ecuador al sur desesperados a su dueño.  Y es que cada te amo pensado deja de pertenecerme tan pronto se asoman a mi mente.  Todos y cada uno son tuyos. Todos te pertenecen.  

Muda me he quedado pensándote.  Muda he permanecido desde esa noche en que recogiste tus promesas y saliste a andar tu camino.  Y vuelvo y te acaricio en silencio.  El idioma ya no me sirve. 
No hay vocal que me ayude ni consonante que me auxilie.  Muda he permanecido desde e…

El árbol

Este árbol me habla de un cansancio que no cede, de un corazón que no se doblega, de un espíritu que no resigna. Me dice de la perseverancia, de la espera eterna y de la soledad. Me habla de un amor que luce seco y opaco, pero que en sus raíces permea aún la esperanza de volver a ser, de volver a estar, de volver a sentir. Este árbol me dice de ti. Del nosotros que se quedó en proyecto. De la quimera de una "otra vida". De un más allá con tu presencia que solo permanece en mi recuerdo. Este árbol me habla de ti.

Pedazos III -pensándolo-

Abrió la puerta.  Cansada, tiró su bolso sobre la silla y se dejó caer sobre el mueble.  Era un mullido y confortable mueble color rojo vibrante.  Ella no se sentía nada vibrante, más bien estaba harta y cansada. Su día había sido horrible.  Tenía expectativas de agotar su agenda, pero fue imprevisto tras imprevisto.  Al final, el saldo era un cansancio agotador que le dejaba pocas ganas de hacerse algo para cenar y la mitad de los compromisos acordados pendientes de realizar.

De repente él vino a su mente.  Siempre sucedía.  Ella llegaba luego de un día de faenas y mientras realizaba como autómata la rutina de todas las noches, él le acompañaba en insistentes pensamientos.  Desde que se fue ella se había propuesto vivir el duelo, sudarlo cuanto durase, pero esto ya estaba fuera de proporción. -¿Cuando fué la última vez que saliste con un hombre?  -se preguntó.  -Ni idea!- concluyó casi de inmediato.  Algo debía hacer.  El probablemente estaba viviendo su vida como siempre hizo, a plen…

Para quién escribo?

Para ti. Que no dejas de pensar en mil maneras de ser feliz. Escribo para el corazón inquieto que tienes a mitad del pecho. Para tus ojos escarchados que salpican nostalgia. Al alma que habita bajo tus costillas.

A tu lengua, arquitecta de mil insultos y palabras hechas azucenas. A tus dedos, que tamborilean la espera sobre el tope de cristal. A tus pasos cansados y por demás victoriosos, porque todavía perdiendo ganan. Te escribo a ti. Escribo a una Bertha y a una Niurka, a un Eleazar y a un Enrique. Escribo a un amor que recula y permanece. Escribo a unos sueños que no tocan puerto, pero igual no queman naves. Te escribo a ti, a tu alma sensible y noble. A tu alma que irreverente, peliadora y retadora no se harta. Escribo a quien desee leer las letras que salen de las entrañas, viscerales y sinceras. Sin pretexto. Escribo porque siento, porque pienso, porque amo. Para quién escribo? Escribo para mi, escribo para ti.

Pedazos II -hogar-

Recordó como había sido todo el inició.  Pocas palabras fueron necesarias para que ella se diera cuenta de lo distinto que él era.  Tan distinto, que haría que su mundo se volviera patas arriba.  Ella no tenía idea, pero igual estaba dispuesta a darse contra la pared. 
- Yo te elijo, hoy y siempre -le había dicho.  - Me he vuelto un ateo religioso de tu amor.  -sentenció.  Esas palabras se tatuaron en su oido y meses después se convirtieron en epitafio de un amor que duraría varios años.  Ambos, sin siquiera saberlo, acordaron pagar un precio muy alto por las decisiones tomadas y se olvidaron el futuro.
-En ti encontré mi hogar.  -Ella replicó.  Duró años buscando un lugar para su alma, para venir a hallarlo en su ojos y en sus brazos.  El la alojó en el hueco de su pecho durante minutos, horas y días y meses.  Era huérfana de afectos, pero en su compañía aprendió de los amores, las entregas, las pasiones y los silencios repletos de gritos.  Si.  El tenía razón.  Su mirada ya no era la …

Pedazos I -mirada-

El le había dicho:  -He visto tu mirada hoy y es tan distinta a la de ayer!. Es una sutileza amor, no creo que cualquiera pudiera notarlo, pero yo, que tanto te se, lo puedo advertir.  Puedo advertir lo distinta que está tu alma ahora.  Y puedo ver como ella se refleja en tus ojos.

Ella lo escuchó y devoró en su mente lo que le decía recién.  Ciertamente se sentia diferente.  Vio sus fotos de antes y no era la misma mujer.  Ahora era más grande, más sabia.  Amarlo de esa forma tan intensa le habia agrandado el pecho y con ello la vida.

-es verdad amor.... te das cuenta..?  yo ya lo había sentido, pero no imaginé que se notara. -respondió ella.

 Ya había escuchado que los ojos son el reflejo del alma, pero él pronto le gritaría lo contrario.

.....continuará

Mujer

Elévate.  Piensa.  Cuestiona.  No te dejes cosificar.  Tu cuerpo, más que piel es templo.  De la fuente de tu vientre surge la vida, irreverente.
Mujer, sumérgete en tu esencia.  Regresa a tus orígenes. Tu piel se viste de luchas más que de ropas.  Estas no te definen, solo sirven para ocultar marcas y heridas.
Otórgate el respeto.  Valórate.  No eres mercancía ni producto.  Que tu carne no sea ocasión de trueque.  No alquiles tu alma.  
Elévate.  Vuélvete reto.  Eres grande.   Eres vida.  Revélate.  No cedas.