Ir al contenido principal

Placeres simples.....

La vida se hace siempre de momentos, de cosas que no sueles valorar.  Así dice la canción de Julio Iglesias. En ocasiones me detengo a pensar sobre el placer sencillo que me producen algunas cosas, siendo estas tan vulgares y sencillas que muchas veces pasan desapercibidas por demás.  Pero yo, que me acuso a mi misma de pensar demasiado, me he detenido en ocasiones a saborear ciertos placeres y hoy me animo a decirles un poco sobre estos.

Planchar.  Yo no disfruto para nada plachar, pero no puedo negar la satisfacción que me invade cuando veo toda mi ropa y la de mi nena colgada en el closet.  No se qué ocurre, pero ver la ropa ordenada por colores y categorias, toda alisadita, ausente de arrugas, me hace sentir super bien.  Así nomás...

Colgar la ropa en el tendedero -luego de lavar-.  Que gusto me da cuando ya terminé de colocar el ultimo pantalón!  En ocasiones me sorprendo seleccionando los ganchitos según el color de la prenda a tender.  Tremendo , no?

Caminar descalza luego de haber limpiado el piso.  Este placer de seguro que es el de muchos.  Cuando el piso aun sigue frio por el agua que recién abandonó la losa. Díganme si no es divino...

Sentarme a leer el periódico en la mañana junto a mi tazón de café caliente.  El mayor de mis placeres matutinos.

Cuando sube el café en la greca.  Ese sonido característico del café en ebullición me recuerda la promesa  de que el día puede ser mejor.  Amigo fiel de años.  Aroma que invade la estancia.  Placer definitivo. 

Vestir pantalones jeans nuevos.  Cómo lo digo?  No es solo placer; me hace sentir poderosa.

Hay muchos otros que de igual manera me producen placer, como la primera mordida a un rico taco o a un burrito, el primer sorbo a un vaso de cerveza (Presidente), zapatos nuevos, comer pasta.  En fin, son muchos.  Cuáles son los tuyos?






Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

Tal y como he publicado en Wall Street International Magazine

Padezco de depresión. No puedo afirmar que nací con ella, pero sí sé que desde pequeña vivo días de intensa tristeza y desesperanza. Me considero una mujer exitosa, y lo soy; hasta hoy he acumulado logros que me hacen sentir valiosa e importante. He vivido momentos de plenitud y felicidad, generalmente tengo mucha vitalidad y energía. Si me miras, verás a una persona absolutamente normal, con brillo en la mirada, sociable, que sonríe y está presta para conversar y hacer bromas. Pero siempre la depresión ha estado ahí, rondándome cerca. Apenas descansa por tiempos, para regresar vigorosa. Muchos dicen que soy hermosa, atractiva e interesante. No solía prestarle atención a mi apariencia porque la verdad es que nunca me gusté mucho. De un lustro a la fecha es que empecé a reconocerme en ese terreno; antes me concebí de lo más corriente, alguien que no llamaba mucho la atención. Hay días en que despierto y me siento lo más insípi…

A nadie

¿Para quién van mis letras, mis poemas, mis versos?  Yo no tengo la respuesta.  Creo que soy poseída, soy apenas un canal... estas manos no son más mías. Estas letras no son tuyas, ni de él, o de aquel.  Anduve.  Anduve por todas partes, incluso por zonas nuevas, y solo era la fantasía de mujer que por momentos me habita. Hoy todo ha quedado en sueño.  Un propósito con manchas de futuro inconcluso. El cigoto de un sueño que nunca pensó ser proyecto. Y te escribo, y al mismo tiempo no lo hago.  Ni a ti ni a nadie.  Le escribo a la misma nada que rodea mi habitación.
Derechos de Autor Gnosis Rivera Derechos de Imagen Josephine Cardin https://photogrist.com/josephine-cardin/

Necedad

Abrí los labios y engullí un bocado de tu amor... mastiqué tus besos y, atragantándome con tu nombre,  juré volverme muda hasta no escuchar de nuevo tu voz de nuez y canela.  Tapo mis oidos, negando toda posibilidad de llanto y grito.  Te seguiré queriendo, mientras las orugas paran mariposas en mi espalda.

Derechos de autor Gnosis Rivera
Derechos de imagen: Josephine Cardin
Mujer de Espaldas
http://cardinphotography.com/