A nadie



¿Para quién van mis letras, mis poemas, mis versos? 
Yo no tengo la respuesta. 
Creo que soy poseída, soy apenas un canal... estas manos no son más mías.
Estas letras no son tuyas, ni de él, o de aquel. 
Anduve. 
Anduve por todas partes, incluso por zonas nuevas, y solo era la fantasía de mujer que por momentos me habita.
Hoy todo ha quedado en sueño. 
Un propósito con manchas de futuro inconcluso.
El cigoto de un sueño que nunca pensó ser proyecto.
Y te escribo, y al mismo tiempo no lo hago. 
Ni a ti ni a nadie. 
Le escribo a la misma nada que rodea mi habitación.

Derechos de Autor Gnosis Rivera
Derechos de Imagen
Josephine Cardin
https://photogrist.com/josephine-cardin/

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

Ocho lágrimas