Participios

Acuarela de Teresa Durán, España
Amar un cuerpo que no es perfecto,
uno donde hallar el milagro de la compañía.

Encontrar en el traspatio de la mirada
la ternura cómplice.

Depositar en la piel la caricia y apretar la espalda fuerte!
que no se escapen las ganas...

Dejar en la memoria la textura tosca de las palmas
sobre los pechos adolescentes...
que se revelan asustados por el ansia.

Despertar horas más tarde
con el sentimiendo dormido.

Quebrar el día con el primer saludo...
renovando lo vivido.

Saturar los sentidos.
Responder al llamado.

Degustar en la boca el sabor del tiempo
Descubrir el azul cobalto en los labios en pleno enero.

Adivinar a retazos como abrir una nueva primavera,
sin disturbios, ni embages...
sin esperas.

Estar...
siempre estar!

Amar...aprender del amor justo cuando la vida nos divide en dos carriles!

Dos, que rotos, luchan por hacerse enteros, para el uno, para el otro...


© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

A nadie

Ocho lágrimas