Pedazos I -mirada-

El le había dicho:  -He visto tu mirada hoy y es tan distinta a la de ayer!. Es una sutileza amor, no creo que cualquiera pudiera notarlo, pero yo, que tanto te se, lo puedo advertir.  Puedo advertir lo distinta que está tu alma ahora.  Y puedo ver como ella se refleja en tus ojos.


Ella lo escuchó y devoró en su mente lo que le decía recién.  Ciertamente se sentia diferente.  Vio sus fotos de antes y no era la misma mujer.  Ahora era más grande, más sabia.  Amarlo de esa forma tan intensa le habia agrandado el pecho y con ello la vida.

-es verdad amor.... te das cuenta..?  yo ya lo había sentido, pero no imaginé que se notara. -respondió ella.

 Ya había escuchado que los ojos son el reflejo del alma, pero él pronto le gritaría lo contrario.

.....continuará

Entradas más populares de este blog

Otra cara de la depresión

Ocho lágrimas

A nadie